Etiquetas

2.23.2012

Ligeras capas

A veces veo programas de televisión donde todo es acerca de moda, casualmente ayer veía uno y vestían a alguien voluminosa. Las asesoras la vistieron para ir a la playa, y sobrepusieron varias blusas largas, una sobre otra, de telas muy ligeras, creando así, capas.  Fue muy gracioso que el resultado encanto a las creadoras pero, a la que lo vestía le desagradaba y mucho, ella no se sentía bien ni mucho menos cómoda. 

Acá hay de que hablar. Primero, yo les he hecho mención que las capas a las petit nos quedan bien, nos favorecen mucho debido a que nos agregan mucho volumen, sin embrago, a las mas voluptuosas también les queda bien, depende de como lo usan. Nosotras (petit), podemos usarlas pegadas al cuerpo o también holgadas, pero las mas voluptuosas se ven mejor si usan las capas entalladas a su cuerpo. 

Segundo, esto de las capas, ligeras o gruesas también tiene que ver con comodidad, muchos catalogan prendas de vestir como un "MUST", pero yo no catalogo las prendas así porque creo que lo importante, es decir, el verdadero "MUST", es que tu y yo nos sintamos bien y verdaderamente cómodas con lo que llevamos y con lo que decidimos usar sobre nuestro cuerpo. Es por eso que yo siempre digo: "Que alguna cosa este de moda, no significa que me quede bien, y mucho menos que deba usarlo". Y por eso siempre me inclino por lo mas clásico.

Tercero, todas vemos programas, revistas, películas, alfombras rojas, y a todas esas mujeres que desfilan la ropa les entalla perfectamente bien, y constantemente nos preguntamos: ¿Porque a mi nada me queda así?, la verdad es que a ellas tampoco les queda así en su primera prueba de vestuario. Todas mandan a entallar su ropa a su cuerpo, a todas les hacen arreglos antes de desfilar, no es que nosotras tengamos algo malo o que algo nos falte, no! todas podemos lucir así si tenemos una costurera de confianza. Eso también suele ocurrir en las tiendas de ropa, pero no hay que agobiarse si no te queda como a la modelo del catalogo o como a la maniquí, solo es cuestión de ver cuales son los desperfectos y mandarlos a arreglar para que te queden justos.

He aprendido a conocer tanto mi cuerpo que si veo algo que me gusta pero lo modela la maniquí de la tienda, por el hecho que le queda a esa muñeca se que no me quedara a mi. Mi hermana esta acostumbrada a escuchar: "que bonita esa blusa! pero le queda a la maniquí, osea que no me queda a mi". Chistoso no?

Aquí les dejo con unas fotos de un atuendo que utilice creando capas, pero muy ligeras, me puse un vestido blanco, pero por ser muy traslucido le sobrepuse un cardigan largo que me cubría lo que yo quería cubrir, osea toda la parte de atrás para que no se viera nada que no se debería de ver. El vestido trae unos lazos que cruce por delante sacándolos hacia atrás para amarrarlos, eso hacia que la prenda se viera unificada.

No puedo dejar de mencionar mi pañoleta vintage, que saque del closet de mi abuelita, y mis zapatos amarrados en el tobillo que tanto me gustan.







Yo he aprendido a conocer tan bien mi cuerpo, a aceptarlo tal y como es de pequeño en tamaño y proporción que lo he llegado a amar tal y como es, con todo y lo que acarrea, y a eso me refiero a las idas y venidas que tengo con mi costurera y mi sastre, pero he aprendido a amarlos a ellos también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada